“Wave” la ilusión anamórfica más grande del mundo.

claves para hacer vídeos para proyectar una marca
Claves para hacer vídeos para proyectar una marca
18 agosto, 2020
Anatomía de una página de inicio ideal
Anatomía de una página de inicio ideal
20 agosto, 2020
Mostrar todo
"Wave" la ilusión anamórfica más grande del mundo

"Wave" la ilusión anamórfica más grande del mundo

La empresa de tecnología digital “D’strict” ha construido una interesante y original instalación digital gigante de lo que se describe como la ilusión anamórfica más grande del mundo en Coex Square de Seúl. La instalación titulada “Wave”, esta ubicada en la fachada del SMTown Coex Artium.

El área de Gangnam-gu en Seúl se conoce como la versión coreana de Times Square y es la primera zona de publicidad exterior de exhibición gratuita del país. Aquí, se han instalado pantallas LED de gran tamaño en las paredes de grandes edificios que crean una pantalla electrónica durante 18 horas al día que muestra un contenido basado en las emblemáticas olas Surcoreanas, aquellas relacionadas con la cultura Surcoreana.

Uno de estos edificios más famosos es el COEX Artium. Con la pantalla de publicidad exterior más grande y de alta definición de Corea del Sur, que mide 80 metros de ancho y 23 metros de alto, COEX es un centro de convenciones y exposiciones que funciona como un gigantesco centro comercial. La ubicación también se conoce a veces como K-pop Square, ya que la pantalla a menudo presenta contenido K-Pop.

Una ilusión anamórfica o anamorfosis es una proyección distorsionada que se revela una vez que se ocupa un punto de vista específico. D’strict usó este principio para crear la ola, una ola que se proyecta en las pantallas gigantes, chocando contra un vidrio imaginario, haciendo que los transeúntes sientan como si la ola los envolviera literalmente. La instalación multimedia da como resultado un poderoso proyecto experiencial que integra contenidos virtuales y tecnología digital en un entorno arquitectónico.

Desde el punto de vista del espectador parece que la fuerza del agua está a punto de romper el vidrio e inundar las calles algo vacías, que por cierto están vacías por la pandemia de COVID-19. Por fascinante que sea, la instalación se completa con un audio que genera una experiencia envolvente.

Este definitivamente es un interesante ejemplo del uso del vídeo en los espacios públicos de forma creativa que transforma el mensaje en algo lúdico integrado en la arquitectura.

0
0
0
Comodo SSL