Estas son las 10 principales tendencias globales de consumo en 2019.

Facebook debe dar a los usuarios un mayor control sobre lo que ven.
febrero 4, 2019
Thrival Festival, pone la tecnología multimedia en los límites de la expresión y estudia el futuro de la tecnología.
febrero 6, 2019
Show all

La firma de investigación de mercado Euromonitor ha publicado un informe que describe las 10 tendencias principales de los consumidores que se esperan en 2019 en todo el mundo. FashionUnited los resume a continuación.

Todo el mundo es un experto.

Los consumidores se están volviendo más sabios y más sabios. Aunque en el pasado sólo podían confiar en un número limitado de fuentes para obtener inspiración para comprar e información sobre los productos que estaban interesados ​​en comprar, ahora hay una gran cantidad de fuentes para educarse. Quizás incluso demasiadas. Revisiones, foros, tutoriales, redes sociales … Como resultado, la dinámica de poder entre minoristas y consumidores está cambiando, lo que obliga a las empresas a “innovar constantemente, reducir los precios y racionalizar y estetizar sus ofertas” para seguir siendo relevantes y atraer a los compradores, en las palabras de Euromonitor. Los dichos “el cliente siempre tiene la razón” y “no hay mejor publicidad que el boca a boca” nunca han sido más ciertos, ya que las personas están recurriendo cada vez más a sus pares para tomar decisiones de compra.

Autosuficiencia

Cuando la información sobre cualquier cosa está a solo unos clics, los consumidores no pueden evitar sentir que no tienen que consultar a un profesional para tomar decisiones con respecto a sus guardarropas, dietas, regímenes de acondicionamiento físico, diseño de interiores, etc. En resumen, están cortando a los intermediarios. En este proceso de cuidarse uno mismo, muchas personas sienten que las ofertas del mercado masivo no son la mejor solución para ellos, por lo que recurren a las aplicaciones y los servicios de personalización para crear un producto único que se adapte a sus preferencias. De esta manera, no tienen que involucrarse constantemente con el marketing de marca, algo de lo que realmente se están cansando, como lo demuestra la popularidad de los servicios de bloqueo de anuncios.

Stitch Fix es un ejemplo de una empresa de moda que sigue esta tendencia. Envía a los clientes una caja de ropa y accesorios especialmente seleccionados para ellos por una combinación de estilistas y algoritmos humanos. FashionUnited habló recientemente con el Director de algoritmos de Stitch Fix para obtener más información sobre su modelo de negocio. Lea la entrevista completa aquí.

La marca de trajes canadienses Indochino, que vende en línea trajes a medida, es otro buen ejemplo. Los compradores deben tomar sus propias medidas antes de realizar el pedido y pueden elegir entre una gama de opciones de color de solapa, ventilación, bolsillo, forro y botones. “Cada una de las 500,000 prendas que enviaremos este año son únicas”, dijo Drew Green, CEO de Indochino. La entrevista completa está aquí.

Inmediatez

Los consumidores jóvenes a menudo son acusados ​​de ser impacientes y de tener un período de atención corto. Sin embargo, según el informe de Euromonitor, hay más en la actitud de “Lo quiero ahora” que en la búsqueda de la gratificación instantánea. En esta época, todos están ocupados y el tiempo es un lujo. Es por eso que muchos consumidores están buscando “experiencias sin fricción que encajen con sus estilos de vida, permitiéndoles dedicar más tiempo a su vida profesional o social”.

Como resultado, la velocidad se ha convertido en un factor crucial para el éxito de un minorista. Un estudio reciente señaló que las tiendas de moda en línea que constantemente agregan más productos a su oferta tienen un mejor desempeño que las que se consideran más elegantes en comparación. La velocidad de entrega es igual de importante: una investigación publicada el mes pasado por eMarketer, con más de 1,500 consumidores en los EE. UU, reveló un aumento del 59% en los compradores que esperan que los minoristas ofrezcan la entrega en el mismo día o al día siguiente, en comparación con 2017. Se espera que los minoristas realistas sean eficientes también, lo que explica por qué Amazon ha lanzado tiendas físicas sin cajero llamadas Amazon Go.

Otro ejemplo de marcas de moda que satisfacen la creciente necesidad de velocidad de los consumidores son los desfiles de “ver ahora, comprar ahora”: los consumidores ya no necesitan esperar meses para obtener un artículo que vieron durante la semana de la moda.

Por último, pero no menos importante, vea todas las nuevas empresas de moda cuyo negocio principal es ofrecer prendas y accesorios de moda tan pronto como surjan en las redes sociales: Fashion Nova, Choosy y Polette son solo tres ejemplos de compañías jóvenes prometedoras que ofrecen una impresionante cantidad nueva de estilos cada semana.

Volver a lo básico para el status

Con tantas opciones para elegir, muchos consumidores están pasando por una resaca materialista. Quieren “simplificar”, “desintoxicar” y “despejar” sus vidas. El éxito de la consultora organizadora japonesa Marie Kondo, autora del bestseller mundial “Tidying Up with Marie Kondo” y una serie de Netflix con el mismo nombre, es quizás uno de los mayores signos de esta tendencia. Kondo aconseja a las personas que solo guarden artículos que “les brille de alegría”. En tal contexto, los productos posicionados como “minimalista”, “artesanal” o “de vuelta a lo básico” se convierten en los nuevos símbolos de status, la nueva forma de mostrar al mundo que eres sofisticado y único. Solo piense en el auge de las cervezas artesanales, las barberías “de la vieja escuela”, la cosmética natural y los restaurantes y supermercados que ofrecen comida fresca, orgánica e hiperlocal.

Las cosas no son diferentes en la moda. El año pasado vimos que varias marcas de lujo cambiaron sus logotipos, incluidos Burberry, Balmain y Celine. Su elección de fuentes minimalistas y líneas rectas no fue para nada improvisado: el nuevo lujo es simple, menos es más. La decisión de H&M de expandir sus marcas “minimalistas”, “sin temporada”, COS y Arket tampoco es una coincidencia.

Adiós, plásticos

Euromonitor predice que los consumidores usarán cada vez más sus billeteras para protestar contra el uso excesivo de plástico. Los envases de plástico de un solo uso son cada vez más mal vistos, al igual que los cubiertos de plástico desechables y las microperlas de plástico en los cosméticos. Actualmente, el 63 por ciento de los envases del mundo están hechos de plástico, lo que demuestra que las empresas deberán tomar medidas importantes para mantener a sus clientes.

La industria de la moda ha visto muchas iniciativas para reducir el desperdicio de plástico en los últimos tiempos. Una serie de colecciones de ropa hechas de botellas de plástico recicladas están disponibles en el mercado, de marcas como Everlane, Patagonia, C&A y H&M. Además, más de 290 empresas que representan el 20 por ciento de todos los envases de plástico producidos a nivel mundial han firmado un compromiso global para eliminar los desechos plásticos y la contaminación en la fuente el año pasado, incluidos minoristas de la moda y marcas como H&M, Walmart, Burberry, Target y Marks & Spencer.

Consumidores conscientes

Pero no sólo preocupan a los consumidores de plásticos. Bienvenido a la edad del consumidor #woke, cuando las empresas son evaluadas por el tratamiento de los animales y las condiciones de trabajo en toda la cadena de suministro. Si bien el estilo de vida vegano está en aumento, Euromonitor predice que incluso los consumidores no veganos adoptarán un comportamiento más respetuoso con los animales. Eso explica por qué el enorme e-tailer Asos dejó de vender seda, cachemira y mohair el año pasado.

JOMO: alegría de perderse.

Probablemente haya escuchado el acrónimo FOMO, que significa “miedo a perderse, en sus siglas en inglés”. Bueno, parece que a los consumidores ya no les importa mucho. Una vez más, atestiguando que las personas se están cansando de ser bombardeadas constantemente con nueva información, así como de los límites borrosos entre el trabajo y la vida personal, un nuevo acrónimo está llegando a la fama: JOMO, “alegría de perderse, en sus siglas en inglés”. “El miedo a quedar fuera está dando lugar a la reapropiación del tiempo del yo”, dice Euromonitor. Los consumidores buscan proteger su salud mental siendo más selectivos en sus actividades. Un número cada vez mayor de personas está reduciendo su tiempo en línea, abandonando las redes sociales, desconectandose de Internet por completo durante ciertos períodos de tiempo o cambiando sus teléfonos inteligentes por teléfonos con flip clásicos.

Las empresas ya están alcanzando la tendencia: solo piense en todos los cafés que se niegan a darles a sus clientes su contraseña de WiFi, alentándolos a “hablar unos con otros” en su lugar. Los balnearios y centros de bienestar están prosperando, al igual que los libros y sitios web que predican “cocina lenta”, “viajes lentos”, “moda lenta”, etc. Hablando de moda, el crecimiento del atletismo y la ropa para exteriores puede estar relacionado con esta tendencia.

Digitalmente juntos

Durante la última década, la comunicación en línea ha evolucionado enormemente. Chat de texto y video, colaboración de documentos en tiempo real, reuniones virtuales con participantes de todo el mundo … A medida que más y más personas tienen acceso a Internet de alta velocidad, se prevé que la variedad de cosas que podemos hacer juntos en forma digital crezca aún más. También se puede esperar que esas interacciones se vuelvan aún más realistas. Las marcas reaccionan ante este comportamiento de intercambio activo al crear productos y servicios basados ​​en inteligencia artificial, realidad virtual y análisis predictivo.

Vida solitaria

Aunque la tecnología nos ayuda a interactuar incluso con personas que viven a kilómetros de distancia, nunca hemos estado más solos. Según un estudio reciente realizado por el Centro de Investigación Pew, se prevé que la cantidad de hogares unipersonales superará el crecimiento de todos los demás tamaños de hogares. Mientras que los baby boomers son conocidos por las altas tasas de divorcio, los jóvenes rechazan el matrimonio y la convivencia. Se estima que la cantidad de hogares unipersonales aumentará en alrededor de 120 millones para 2030, un 30 por ciento más que en 2018. Además, para cuando los adultos jóvenes de los EE. UU. cumplan los 50 años, el 25 por ciento de ellos estará viviendo sólo.

Qué significa eso? Menos niños, más renta disponible. Combine eso con la alegría de perderse y obtendrá un número cada vez mayor de adultos que utilizan su tiempo libre para viajar, estudiar y divertirse. También se puede esperar que un número significativo de personas prefiera vivir en entornos urbanos más densos, en lugar de mudarse a los suburbios a cierta edad. Otra cosa que los minoristas deben tener en cuenta es que las personas que viven solas priorizan la conveniencia y la asequibilidad, ya que asumen el costo total de la vivienda y los servicios públicos. La ropa que se seca rápido y no requiere planchado, por ejemplo, es probable que gane su preferencia.

Agnósticos de la edad

La edad es solo un número, ¿verdad? Ninguna otra generación cree que más en eso que los baby boomers (1946-1964), según Euromonitor. Especialmente en los países más ricos, donde las personas tienen acceso a buenas condiciones de salud y de vida, las generaciones mayores se sienten, se comportan y quieren ser tratadas como jóvenes. Tenga en cuenta que la población está envejeciendo en todas partes, no solo en los países occidentales: en Japón, por ejemplo, para 2025, la mitad de la población tendrá más de 50 años. Por lo tanto, los productos están diseñados para ser universalmente aceptados, en lugar de tener una generación en mente, es probable que aumente su popularidad: después de todo, diferentes generaciones tienen mucho más en común de lo que la publicidad tradicional nos llevaría a pensar.

Por: Marjorie van Elven

Desde: fashionunited.uk

Facebook
Twitter
Linkedin0
Google+0
GMail0
SMS0
Whatsapp0
Positive SSL